IN MEMORIAM DEL P.ALEJANDRO MARTÍNEZ

“Es más importante lo que Dios quiere hacer con nosotros que lo que nosotros hayamos podido realizar en nuestra vida.”

El P. Alejandro y yo llegamos a Getafe al inicio del curso 2015-2016; él como Representante de la Titularidad y yo como Rector de la Comunidad. Previamente ya habíamos coincidido en las mismas circunstancias en Oviedo desde 2003 a 2007. Y puedo atestiguar que esta frase pronunciada por el P. Alejandro en la homilía del día que celebraba sus bodas de oro sacerdotales, fue su lema a lo largo de su vida.

Quizá durante los cuatro años y poco que ha permanecido entre nosotros, puede haber pasado desapercibido para muchas familias, pues por su forma de ser, no era una persona dada a las grandes manifestaciones. Todo lo contrario: gustaba de la discreción, la sencillez y el saber estar en el momento oportuno donde se le necesitaba sin hacerse notar. Por eso todos lo que de cerca hemos tenido la oportunidad de conocerle y compartir el día a día valoramos profundamente su cercanía, disponibilidad y acompañamiento, como así me lo han hecho saber la cantidad de pésames y condolencias que a lo largo de estos días he recibido.

Un asturiano noble, que después de recorrer prácticamente toda la geografía española en diferentes colegios nuestros (Granada, Tenerife, Coruña, Salamanca, Madrid), llegó al de Getafe procedente de Oviedo, donde (además de ser alumno del mismo) estuvo en tres ocasiones, dos como director y la última de 17 años, de los cuales los 12 últimos fueron también como Representante de la Titularidad.

Por donde pasó siempre hizo lo que mejor supo: entregarse a los niños y jóvenes, sobre todo en la docencia de las matemáticas, y acompañar a los educadores de una manera callada pero siempre presente. Todo esto gracias a que tenía muy asumido lo que nos dijo en la homilía: hacer con su vida lo que Dios quiera de él. Por eso siempre estuvo disponible para todos aquellos servicios y responsabilidades que sus superiores le fueron pidiendo por el bien de la Escuela Pía y los colegios en los que estuvo.

Fue en febrero de 2018 cuando el Padre le puso a prueba al descubrirse un cáncer, y a pesar de todo, su vida no cambió. Desde el primer momento lo asumió como algo natural, nunca salió de su boca un reproche, sino todo lo contrario, y la homilía de ese día la acababa con este párrafo: Y por fin quiero darte gracias por esta enfermedad que me has enviado. En mi profesión dije: “Me consagro a Dios Padre Todopoderoso. De modo que ya no es cosa mía, sino tuya. Estoy en tus manos. Como san Pablo te digo: si quieres llevarme a ti estoy preparado, si quieres que siga luchando aquí me tienes.

Y el señor quiso que durante dos años más siguiera luchando, construyendo colegio y Escuela Pía como si nada pasara y su vida siguiera igual, aunque por dentro llevara el dolor de su enfermedad. Han sido dos años de entrega, pero sobre todo de testimonio para aquellos que hemos estado a su alrededor, viendo su integridad y sobre todo su confianza en el Padre y en responder a lo que de él esperaba hasta el último día.

Y ese día llegó cuando el 3 de marzo, consciente de su realidad y limitaciones,  me pide que no puede seguir en casa, que por favor le llevemos a la Residencia para no ser una carga a la Comunidad, y prepararse sin sufrimiento para el encuentro con el Padre. Así lo hicimos; fueron solamente quince días, pues en la tarde del 16 de marzo, el Padre lo acogió en su paz.  En esos quince días se centró en la oración, en la reflexión y como me decía la víspera de morir “tranquilo, esperando que venga a buscarme” y se fue sin decir nada, y lo más importante en paz y sin sufrir.

Pedimos al Señor que le acoja en su Reino y le premie esa entrega generosa, sencilla y permanente que ha tenido en su vida como hijo de Calasanz, y que esta vida sea fermento de vida para nuestro colegio y toda la Escuela Pía, pues “si el grano de trigo cae en tierra y muere, dará mucho fruto”.(Jn. 12, 24)

Si comenzaba este recuerdo con las palabras del propio P. Alejandro, permitidme poner en su pensamiento las del gran poeta Antonio Machado, en su poema “Retrato”, que sin duda alguna reflejan lo que fue su final, como hombre de fe profunda,

Y cuando llegue el día del último viaje,

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar. 

Descansa en paz hermano en los brazos del Padre y la compañía de Calasanz

P. Enrique Rodríguez Varas

(Rector y nuevo Representante de la Titularidad)

5 comentarios en «IN MEMORIAM DEL P.ALEJANDRO MARTÍNEZ»

  1. Espero que me llegue pronto el momento de poder recordarlo con una sonrisa, su enfermedad y su muerte me han afectado mucho. Recibe un fuerte abrazo, Enrique.

  2. Gracias P. Enrique por este texto. Es difícil no emocionarse.

    En el ejercicio de su ministerio Escolapio en Oviedo fue mi profesor y director siendo yo alumno y, años después, Titular del centro ejerciendo yo otras funciones cercanas al colegio y por último, formando yo parte del claustro.

    Era una persona cercana, concienzuda en su proceder, discreta, austera y un apoyo siempre disponible.

    Sacerdote de celebraciones sencillas y homilias concisas y modestas, nos enseñó, al mismo estilo de vida llevada por Calasanz lo importante que era el “silencio“ para que nuestras acciones fueran más sonoras que nuestra “palabrería”.

    Ya pasados los 70, seguía estando presente en el patio a la entrada del alumnado de Infantil y Primaria. Creo que disfrutaba siendo partícipe de esa estampa de algarabía matutina entre chiquillos y profesores hasta que se formaban las filas y se subía a las aulas.

    Por diferentes razones hablamos bastante, discutimos algunas veces y siempre alcanzamos el punto el que nuestros criterios se acercaban (o bien me lograba convencer…) y, parece que lo esté viendo, se despedía ladeando un poco la cabeza, sonriendo y con un característico gesto resultado de una mezcla de entrelazarse y frotarse las manos al tiempo…

    El Señor le premiará toda una vida entregada a proseguir la Misión de Calasanz, sin duda.

    Condolencias a toda la Comunidad Escolapia y a sus familiares.

    Desde Oviedo con mucho cariño y agradecimiento por todo lo recibido de sus manos,
    Prieto

  3. Me encantó las palabras del P. Enrique Rodríguez Varas, lo describe muy bien además del cariño y admiración que le profesará, Dios y su Sta. Madre lo reciben con los brazos abiertos a su Reino!

  4. Me acabo de enterar de esta triste noticia.
    Me ha impactado mucho.
    Quiero transmitir mi mas sincero pésame a la familia.Así lo haré llegar aquí en Asturias.
    Parece ,como muchas veces en mi vida ocurre,que Dios me lo ha comunicado.
    Pues el otro dia escribo un E-mail a un primo carnal suyo preguntando por él, y hoy acabo de leer la carta del nuevo Rector que me remite adjunta en la que expica todo.
    Soy un exalumno del Colegio de Loyola de Oviedo.
    La última vez que lo ví fué en las Bodas de Oro de nuestra promocion en Junio de 2015.
    El me entregó el diploma y tuvimos una pequeña conversación..
    No me consta haber coincidido con él cuando cursé los estudiuos de 6º y Preu siendo rectores los Padres Marciano y Pedro.
    Hacer saber que siempre me sentí y me siento muy agradecido de la formación y ayuda recibida de los Escolapios y que fue básica para mi devenir en la vida.
    Con Alejandro, aparte de la cercanía del nacimiento, él era de Sospelay y yo de Casapapio,pueblos limítrofes,existe un panteresco por los apellidos Sánchez y quizás Begega.
    Precisamente se lo recordé en la conversación mantenida.
    Terminado mi trabajo fuera de mi tierra, de regreso a Asturias con mi familia, me enteré que era el Rector del Loyola y contacté con él para tratar de incorporar a mi hijo pero ya fué imposible ya que estaba todo cubierto y me trató muy amablemente.
    Rezaré una oración por su alma.
    Descanse en paz Silvino como se le llamaba.
    Oviedo 22 de marzo de 2020
    Luis Manuel Alonso Blanco

  5. D.E.P Padre Alejandro,seguro estas ya con nuestro Señor y seguiras junto a el velando por todos nosotros.
    Te recordaremos siempre,y sabemos que tu nunca nos olvidaras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable LA INMACULADA PADRES ESCOLAPIOS +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

5 × 3 =